Hacklabs y Hackerspaces (traducción)

De r00tHouse
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Kali nos mostró un articulo http://peerproduction.net/issues/issue-2/peer-reviewed-papers/hacklabs-and-hackerspaces http://peerproduction.net/issues/issue-2/peer-reviewed-papers/hacklabs-and-hackerspaces/ interesante sobre la diferencia entre hacklabs y hackerspaces que deberíamos leer, al este estar en inglés sería bueno traducirlo, vayamos actualizando la traducción en esta página :-) Para las secciones que ya se encuentren traducidas al español, también sería súper que revisen la redacción ya en español, para que el documento pueda ser entendido Algunas partes que no sepan como traducirlas encierrenlas en corchetes, para que alguien más pueda traducirlas.

Inglés : ... and the programmer started laughing out loud

Español: ... y el programador comenzo a [laughing out loud]

HACKLABS AND HACKERSPACES – TRACING TWO GENEALOGIES

0. Artículo Original

http://peerproduction.net/issues/issue-2/peer-reviewed-papers/hacklabs-and-hackerspaces/ http://peerproduction.net/issues/issue-2/peer-reviewed-papers/hacklabs-and-hackerspaces/ trazando dos genealogias (by maxigas)- journal of peer production;

1. Introducción

Se ve prometedor el mostrar en gráficas la genealogía de los hackerspaces desde el punto de vista de los hacklabs, ya que la relación entre estas escenas ha sido pocs veces discutidas y aún sigue sin ser explicada. Una examinación metodológica hará relucir muchas diferencias interesantes y las conexiones que pueden ser útiles para gente que busca fomentar y difundir la cultura de un hackerspace, de la misma forma para académicos que buscan conceptualizar y entender estas diferencias. En particular, los hackerspaces han probado ser un fenómeno viral el cual ha alcanzado la grandeza de su popularidad, y mientras una nueva ola de "fablabs" aparecen, personas como Grenzfurthner y Schneider(2009) comenzaron a realizar preguntas acerca de la dirección de estos movimientos. Me gustaría contribuir a este debate tomando en cuenta la dirección política y los potenciales políticos de los hacklabs y hackerspaces con un artículo comparativo, crítico e historiográfico. En general tengo más interés en como estas redes de instituciones y comunidades entrelazadas pueden salir del aparato capitalista de captura, y como estos potenciales son condicionados por un [embeddedeness (sugerencia--> inclusión histórica) ] histórico en varias escenas e historias.

Los hacklabs manifiestan ciertos tratos al igual que los hackerspaces, y, es por ello, que varias comunidades que se encuentran registradas en <a href="http://hackerspaces.org">http://hackerspaces.org</a> también se indentifican a sí mismos como hacklabs. Profundizando, algunos grupos registrados no serían considerados como hackerspaces "reales" por casí la mayoría de los otros.
De hecho, existe un espéctro bastante rico de términos y lugares con una [resemblance] familiar como los "coworking spaces", "innovation laboratories (laboratorios de innovación)", "media labs" y otros. No todos de los mencionados se basan en una comunidad existente, pero fueron fundados por actores del sistema formal de educación o el sector comercial. Es casi imposible de aclarar todo en el alcance de un pequeño artículo. Es por ello que consideraré para este artículo hacklabs y hackerspaces.

A pesar del hecho que estos espacios comparten la misma herencia cultural, algunas de sus ideologías y raíces históricas son de hecho diferentes. Esto resulta en una ligera diferencia en la adopción de tecnologías y una sutil divergencia en sus modelos organizacionales. Hablando en el contexto histórico, los hacklabs se iniciaron a mediados de los 90 y se extendieron en la primera mitad de los años 2000. Por otro lado, los hackerspaces se iniciaron a finales de los 90 y se extendieron en la segunda mitad de los años 2000. Ahora, en un contexto ideológico, gran parte de los hacklabs fueron explícitamente politisados como parte de un escenario anarquista/autónomo más amplio, mientras los hackerspaces, desarrollandose bajo la influencia del CCC (Chaos Computer Club), no necesariamente se definen a sí mismos como abiertamente políticos. Mientras la gente en ambos escenarios considerarían sus propias actividades como la libertad del conocimiento tecnológico y prácticas relacionadas, la interpretación de lo que significa "libertad" es difiere. Un ejemplo concreto de como estas divergencias históricas e ideológicas se muestran en el estado legal de estos espacios: mientras los hacklabs por lo general se encuentran en edificios ocupados (ocupas - squatted buildings), los hackerspaces generalmente son rentados.


Este artículo está compuesto de tres distintas secciones. Las primeras dos secciones la genealogía histórica e ideológica de los hacklabs y hackerspaces. La tercera sección trae el conocimiento de las dos secciones anteriores combinados para poder reflejar las diferencias desde un punto de vista contemporaneo. Mientras las secciones que muestran la genealogía son descriptivas, la evaluación de la última sección es normativa, preguntando en cómo las diferencias identificadas en el artículo son estratégicas desde el punto de vista de crear espacios, temas y tecnologías que son post-capitalistas.


Cabe notar que hasta el momento los términos "hacklab" y "hackerspace" son usados como sinónimos. Al contrario de prevalecer la categorización, haré uso de "hacklab" en el sentido histórico de los 90, para poder resaltar diferencias históricas e ideológicas que resultan en una especia de acercamiento diferente a la tecnología.

2. Hacklabs

El surgimiento de los hacklabs puede ser atribuido a varios factores. Para esbozar su genealogia, dos conceptos se apliaran aqui: El movimiento autonomo y el Activismo medial.

3. Hackerspaces

Es probablemente seguro decir que los hackerspaces están en el momento en la cima de su popularidad . Como fue mencionado en la introducción, muchas intituciones e iniciativas se llaman a si mismas "hackerspaces". Por lo menos en Europa, hay un núcleo de proyectos más o menos dirigidos por la comunidad que se definen como hackerspaces. El caso de hacklabs ya ha sido descrito, pero ese es solamente un ejemplo desde el extremo del espectro político. Hay un gran número de variaciones poblando el mundo, como fablabs, makerlabs, telecottages, medialabs, laboratorios de innovacion y espacios de trabajo conjunto. Lo que diferencia a los ultimos dos de las otros (y posiblemente también de los fablabs) es que fueron establecidos en el contexto de institución, ya sea ésta una universidad, una compañía o una fundación. Mas a menudo su misión es fomentar la innovación. Dichos espacios tienden a enfocarse en resultados concretos como proyectos de investigación o productos comerciales. "Telecottages" y "telehouses" ocupan la posición del medio -Por lo general son sembrados a partir de los fondos de desarrollo para mejorar las condiciones sociales y económicas locales a través de las TICs. Incluso "makerlabs" son empresas comerciales a veces (como el Flablab en Budapest, sin confundir con el Hungarian Autonomous Centre for Knowledge mencionado arriba), basadas en la idea de proporcionar acceso a herramientas para empresas y particulares como un servicio. Los "fablabs" podrían ser la siguiente generación en la evolución del hackerspace, enfocándose en la fabricación de objetos hechos a medida. Se enmarca como una re-imaginación de la fábrica con la inspiración del modelo de la producción entre iguales (MIT’s Center for Bits and Atoms, 2007). Lo que diferencia a los hackerspaces - junto con la mayoría fablabs - es que son creados por los hackers para hackers con la misión principal de apoyar el hacking.

Por lo tanto este es el punto central del paper, profundizar en los fenómenos sociales e históricos del hacking. Esto no quiere decir que los hacklabs - como su nombre lo dice - estarian menos involucrados e inspirados por la tradicion hacker. Un estudio separado podría estar dedicado a estos dos movimientos arraigados en el movimiento del software libre. Sin embargo, como ambos movimientos estan contribuyendo en el mismo grado pero de maneras diferentes, este aspecto no sera descrito extensamente aqui dado que el contraste seria mas dificil de cubrir. Por lo tanto, se supone que gran parte de lo que se dice aquí sobre la cultura hacker y su influencia en el movimiento hackerspace se aplica igualmente a los hacklabs.

Los comienzos de la subcultura hacker estan bien documentados. Curiosamente, también comienza en los 1960s y se extiende hasta los 1970s, al igual que la historia del movimiento autónomo. De hecho, en cierto sentido esta puede ser considerada como una de las subculturas jóvenes que Wallerstein atribuye al "choque cultural" de 1968 (2004). Para no perderse en la mitología, la historia se mantendrá corta y esquemática. Una cuna parece haber sido la cultura universitaria personificada por el Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT y cultivado en media docena de otros institutos de investigación de todo el EE.UU. Otra fue la escena phreaker que encontró su expresión en la secuela Yippie de la revista TAP. Mientras que el primero esta trabajando en los avances de la ingeniería como las primeras computadoras y sistemas operativos, asi como en precursores de las redes de internet, la otra estaba haciendo lo opuesto: información de ingeniería inversa y tecnologias de comunicacion, que principalmente se traducieron en ese momento en redes telefonicas. En 1984 ATT se dividió en compañías mas pequeñas -la Baby Bells, pero no antes de que partes importantes de la red fueran cerradas por phreakers (Slatalla Quittner 1995, Sterling, 1992). Ese mismo año se vió el ultimo problema de TAP y el primer problema todavía vigente de la revista 2600. La cultura universitaria fue preservada en el archivo Jargon en 1975 que actualmente es preservado (Steele Raymond, 1996). El inventor del cyberpunk, William Gibson, popularizó el término cyberspace en su novela Neuromancer. De esta manera él inspiro la subcultura cyberpunk que dió una completa -aunque no real- visión del mundo a la cultura hacker. La idea de un futuro oscuro donde la libertad se encuentra en los márgenes y las corporaciones gobiernan el mundo hablaba tanto a los hackers universitarios como a los phreakers. Las estrellas del phreaker secreto han sido perseguidas por autoridades de la ley por sus bromas a los gigantes de la comunicacion, mientras Richard Stallman - "el ultimo de [la primera generación] de verdaderos hackers" (Levy [1984], 2001) — inventoó el software libre en 1983 y se puso en camino para combatir la creciente privatización del conocimiento hecha por las corporaciones, como podría ser visto en la expansión de las reclamaciones de derechos de autor en el software, la difusión de los acuerdos de no divulgación, y la proliferación de empresas de nueva creación.

La historia del movimiento hacker en Europa ha sido menos documentada. Un evento importante es el Chaos Computer Club que fue fundado en 1981 por Wau Holland y otros sentados en la sala de redacción del paper taz en el edificio de Kommune I., una famosa comunidad autónoma (Anon, 2008: 85). El Chaos Computer Club se dio a conocer en 1984. Hackers pertenecientes al club conectaron entre ellos 134 000 Deutsche Marks a traves del sistema nacional videotex, llamado Bildschirmtext o BTX. La oficina de correos tenían un monopolio en el mercado con este producto obsoleto, y afirmó mantener una red segura aun despues de de haber sido notificados acerca de la hazaña. El dinero fue devuelto al dia siguiente en frente de la prensa. Esto dió inicio a la tumultuosa relación del club con el gobierno aleman que dura hasta hoy.

En su estudio de la cultura hacker, Gabriella Coleman y Alex Golub han argumentado que a medida que se mantenga unida, esta subcultura manifiesta una versión del liberalismo innovadora pero historicamente determinada, mientras que en su tendencia multiple expresa y explota algunas de las contradicciones inherentes a la misma tradición política (2008). Ellos se concentran en tres corrientes de la practica hacker: cryptofreedom, software libre y de codigo abierto y la resistencia hacker. Sin embargo, ellos no creen que estas categorías podrían agotar la riqueza de la cultura hacker. Por el contrario, en un artículo de revision en el Atlántico, Coleman (2010) menciona explícitamente que la escena de la seguridad de la información ha sido representada insuficientemente en la literatura acerca de los hackers. Las tres tendencias indentificadas en su texto difieren ligeramente de la clasificación que se esta sugiriendo aqui. El invento legal de Stallman y el proyecto técnico definió el software libre como un pilar de la cultura hacker para las próximas décadas. La hazaña de los phreakers abrieron un camino para la resistencia hacker donde su picardia inicial se desarrolló en dos direcciones: hacia el lucro o la política.

En Europa la postura del Chaos Computer Club pavimentó el camino para la investigación en seguridad de información independiente. Cierto es que, de todos estos acercamientos concentrados en una interpretación especifíca de la libertad individual, una que entienda la libertad como una cuestión de conocimiento. Por otra parte, este conocimiento se entiende que será producido y distribuido en una red de humanos y computadoras - en contraste directo con la versión del liberalismo asociado con el individualismo romántico, como las observaciones de Coleman y Golub. Por consiguiente, esto es un liberalismo antihumanista tecnológicamente informado. Los hackers forjan posiciones diferentes dentro de estos parámetros que a veces se complementan y otras se contradicen entre ellas. La comunidad de Software libre ve al acceso universal al conocimiento como una condición esencial de la libertad. La resistencia hacker ejerce conocimiento para asegurar la libertad de un individuo o de una facción. Expertos de la seguridad de la información "Gray Hat" ven a la divulgación completa como la mejor manera de asegurar la estabibilidad de la infraestructura, y en consecuencia la libertad de comunicación. Divulgación completa se refiere a la práctica de liberar información y herramientas revelando fallas de seguridad al público. Ésta idea se remonta a la tradición de los cerrajeros del siglo 19, quienes sostenían que las mejores cerraduras se basan en principios ampliamente entendidos en lugar de secretos: el unico secreto, que debe ser privado, debe ser la llave en si (Hobbs, Tomlinson Fenby [1853] 1868:2 cited in Blaze 2003 as well as Cheswick, Bellovin Rubin 2003:120). La idea de que la libertad depende del conocimiento y, sucesivamente, el conocimiento depende de la libertad, se articula en el aforismo hacker atribuido a Stewart Brand: "La información quiere ser libre". (Clarke, 2001).

Durante el transcurso de los 1990s el mundo hacker vió la creacion de instituciones que han estado vigentes hasta ahora. De todas estas tres sub-tradiciones mencionada anteriormente han surgido distintas industrias, atendiendo plenamente a profesionales empleados, trabajadores precarios, y entusiastas. La Electronic Frontier Foundation fue establecida en 1990 en los Estados Unidos para defender y promover los valores hacker a traves de soporte legal, trabajo de políticas y proyectos educativos y de investigación específicos. Esto toma una posición muy diferente pero comparable a la del Chaos Computer Club en Europa. Un anterior discurso de EFF como "A declaration of the independence of cyberspace" de John Perry Barlow recuerda la película narrativa occidental de un territorio indígena propenso a ser usurpado por la civilización del este. Está llena de referencias a los Padres Fundadores y la Constitución de los Estados Unidos (1996). Las conferencias, reuniones y campamentos direccionando las tres tendencias anteriores se convirtieron muy populares, similarmente a como la industria del cine se confió en los festivales. El Chaos Communication Congress ha funcionado desde 1984 y es ahora el evento mas prominente en Europa, mientras que en los Estados Unidos H.O.P.E fue organizado en 1994 por la gente en torno a la revista 2600, y se mantiene con fuerza. Campamento Hacker fue iniciado por una serie de eventos en los Paises Bajos funcionando desde 1989. Estas experiencias solidificó y popularizó el movimiento hacker y el deseo de contar permanentemente con hackerspaces fue parte de este desarrollo.

Como Nick Farr (2009) indicó, la primera ola de  hackerspaces innovadores fueron fundados en los 1990s, como lo fueron los hacklabs. L0pht establecido en 1992 en el area Boston como un club de membresía que ofrecía infraestructura física y virtual compartida para seleccionar personas. Algunos otros lugares se iniciaron en esos años en los Estados Unidos basados en es modelo "encubierto". En Europa, C-base en Berlin comenzó con un perfil mas público en 1995, promoviendo el libre acceso al internet y que ahora sirve como sede para varios grupos de la comunidad. Éstos ultimos espacios de ola "probaron que los hackers podrían ser abiertos respecto a su trabajo, organizar oficialmente, adquirir reconocimiento del gobierno y respeto del publico viviendo y aplicando la ética hacker en sus esfuerzos" (Farr, 2009). Sin embargo, con la actual, tercera ola que el número de hackerspaces empezaron a crecer de manera exponencial y se convirtieron en un movimiento global. Yo sostengo que el término hackerspace no fue usado ampliamente antes de este punto y el reducido número de hackerspaces que existían fueron menos consecuentes y no desarrollaron todavía las caracteristicas de un movimiento. Notablemente, esto es, en constraste con la narrativa de los hacklabs presentada anteriormente que aparecieron como un movimiento político más consistente.

Varias cuentas (por ejemplo Anon, 2008) resaltan una serie de charlas en 2007 y 2008 que inspiraron, y siguen inspirando, a la fundación de nuevos hackerspaces. A juzgar por los hackerspaces registrados, no obstante, la proliferación parece haber comenzado más temprano. En 2007 Farr organizó un proyecto llamado Hackers on a Plane, que reunió a hackers desde Estados Unidos hasta el Chaos Communication Congress, e incluyeron un tour por los hackerspaces en el area. Ohlig y Weiler del hackerspace C4 en Cologne dieron una charla innovadora en la conferencia llamada Building a Hackerspace (2007). La presentación definió patrones de diseño de un hackerspace, que fueron escritos en forma de un catecismo y que provee soluciones a problemas comunes que surgen en la organización de un hackerspace. Más importante aún, fue canonizado el concepto de hackerspace y puso la idea de crear nuevos en todo el mundo en la agenda del movimiento hacker. Cuando la delegación de Estados Unidos regresaron a casa, mostraron sus experiencias bajo el titulo Building HackerSpaces Everywhere: Your Excuses are invalid. Argumentaron que "cuatro personas pueden iniciar un hackerspace sostenible", y mostraron como hacerlo (Farr et al, 2008). Ese mismo año se dió el lanzamiento del sitio hackerspaces.org, en Europa con Building, un movimiento internacional: hackerspaces.org (Pettis et al, 2008), y también en agosto en la H.O.P.E norteamericana (Anon 2008). Mientras que el dominio esta registrado desde 2006, el Internet Archive vió el primer sitio web alojado en 2008 enlistando 72 hackerspaces. Desde entonces las plataformas de comunicación previstos por el portal se convitieron en un elemento vital en el movimiento hackerspaces, luciendo el lema "construir! unir! multiplicar!" (hackerspaces.org, 2011). Un estudio de la fecha de fundación de 500 hackerspaces registrados mostraron una tendencia creciente desde 2008 (ver Figura 2).

Notablemente, muchos de estos desarrollos se enfocaron en las características formales de los hackerspaces, por ejemplo en como manejar problemas y crecer una comunidad. Ellos enfatizaron en un modelo de membresía abierta para mantener un espacio de trabajo común que funciona como una socialización cooperativa, ambiente de aprendizaje y producción. Sin embargo, el contenido de actividades en los hackerspaces también muestran gran consistencia. Las tecnologías usadas pueden ser descritas como capas de sedimentación: tecnologías más nuevas toman su puesto junto a las mas antiguas sin convertirlas en completamente obsoletas. Antes que nada, el hecho de que hackers colaboren en un espacio físico significa un resurgimiento del trabajo en la electrónica, que conjugado con la tendencia establecida de retoques con computadoras físicas. Un esbozo de areas de investigación conectadas podrían ser (en orden de aparición): desarrollo de software libre, reciclado de computadoras, redes inalambricas, microelectrónica, hardware abierto, impresiones 3D, talleres de máquinas y cocina.

Desde esta rudimentaria cronólogia, es evidente que las actividades en los hackerspaces han gravitado hacia lo físico. Las trayectorias individuales de todas estas areas de la tecnología podrían ser desplegadas, pero aqui el centro sera la microelectrónica. Esta desición de centrarse es merecida porque la microelectrónica jugó un rol importante en arrancar con los hackerspaces, como fue evidenciado por la popularidad de las clases de electrónica básica y los talleres de microcontroladores programables en el programa de hakcerspaces jovenes. Computación fisica presentada por Igoe y O'Sullivan en Physical Computing: Sensing and Controlling the Physical World with Computers (2004), y tuvo un gran impacto en toda la escena de computación. Este nuevo marco de interacción hombre-maquina destacó la manera en la que la gente se comporta en situaciones del día a día usando todo el cuerpo, y abrio el camino para investigaciones exploratorias a traves de la construcción de accesorios inteligentes. El siguiente año O'Reilly Media comenzó a publicar la revista Make que se enfoca en la tecnología "Hazlo Tu Mismo", incluyendo tutoriales, recetas y comentarios. Entre los autores se puede encontrar a celebridades de la subcultura hacker. "La primera revista dedicada a proyectos digitales, hardware hacks e inspiración "Hazlo Tu Mismo". Fotografía aerea de cometa, estabilizador de camara de video, lector de tarjetas de banda magnética, y mucho mas." (Make Magazine, 2011) En Europa, Massimo Banzi y otros comenzaron a trabajar en la invención del Arduino, un tablero de microcontrolador programable con una interfaz de software facil de usar . Este sistema microcontrolador amigable para aficionados se convirtió en la materia prima de hackerspaces y talleres de artistas e inició toda una nueva generación dentro del prototipado rápido y el trabajo electrónico. Para unir todo, la computación física proporcionó un area teorica a ser explorada, y el Arduino se convirtió en su aplicación estrella, mientras que la revista Make y medios de comunicación similares facilitaron la propagación de los resultados de investigación. Está abierto a la especulación de cómo esta tendencia se inscribe en el cuadro más grande de lo que parece ser un cambio en la sensibilidad de la sociedad en general. Si la década de 1990 estuvo marcada por una preocupación por los discursos y lenguajes, la preeminencia se da ahora a materialidades y corporalidad.

El Hungarian Autonomous Center for Knowledge en Budapest es un hackerspace de tercera ola bastante típico. Fue fundado en 2009 después de una presentación en el meetup local de nueva tecnología, inspirada a si misma por la presentación de hackerspaces en Berlin (Stef, 2009). La locación está compuesta por un espacio de trabajo, cocina, sala de descanso y terraza en un centro cultural dentro de la ciudad que alberga talleres para los artistas, junto con un bar y algunas tiendas. La renta es cubierta por las cuotas de membresía y donaciones de indivuales. Los miembros tienen derecho a una llave, mientras que los visitantes pueden visitar cuando el centro está abierto gracias a un sistema de señal en tiempo real llamado Hacksense. Se muestra el estado del laboratorio en el sitio web, la cuenta de twitter y una base de datos. En consecuencia, los visitantes son bienvenidos en cualquier momento, y especialmente en los eventos anunciados que tienen lugar un par de veces cada mes. Estos incluyen reuniones y eventos de la comunidad, asi como talleres prácticos, presentaciones y cursos. En linea con los patrones de diseño de hackerspaces, discusiones orientadoras tienen lugar semanalmente los martes, donde son tomadas desiciones basadas en un duro consenso. Hackatones son eventos especiales donde mucha gente trabaja en temas previamente anunciados por seis horas o todo el dia. Estos eventos a veces son sincronizados internacionalmente con otros hackerspaces. Sin embargo, la mayor parte de la actividad ocurre sobre una base más ad-hoc, dependiendo del horario y el capricho de los participantes. Por esta razón, en canal de chateo y la wiki son muy usadas para coordinación, documentación y socialización. Los proyectos usualmente pretenecen a uno o mas individuos, pero algunos proyectos son respaldados por casi todos.

Entre los proyectos alojados en el Hungarian Autonomous Center, algunos son proyectos de software puro. Un ejemplo de ello es f33dme, un lector de noticias basado en el navegador. f33dme es un proyecto popular en el hackerspace y mientras mas gente lo usa para sus necesidades mas robusto se hace y añade mas características. Aunque esto no es nada nuevo comparado al modelo de desarrollo de software libre encontrado en otras partes, el hecho de que hay una comunidad de usuarios incorporados ha contribuido a su éxito. Existen tambien "hardware hacks" como SIDBox, que está construido del chip musical de una antigua computadora Commodore C64, agregando entrada USB y una salida mini-jack. Esto permite al usuario reproducir música desde una computadora moderna usando el chip como una tarjeta de sonido externa. Una vez mas amplia la "hardware corner" con partes electrónicas, soldador, y multimetros se facilita este tipo de trabajo. Los miembros son trabajadores ICT precarios, investigadores en compañías de seguridad de computadoras, y/o estudiantes de areas relacionadas. Es un aspecto significante para la viabilidad del hackerspace que un buen número de miembros de la base trabajan un horario flexible o el trabajo sólo de vez en cuando, asi que al menos durante algunos periodos ellos tienen tiempo para dedicarle al hackerspace. Algunas de las actividades tienen un caracter directamente político, en su mayoría concentrandose en problemas como open data, transparencia y privacidad. Digno de notarse son las colaboraciones con grupos que luchan por los derechos a la información en el parlamento europeo y en países europeos, o ayudando a los periodistas a la cosecha de conjuntos de datos de las bases de datos de acceso público. El hackerspace envía delegaciones representativas a eventos en el movimiento global de hackerspaces, como el ya mencionado congreso y el Chaos Communication Camp, y otros mas pequeños como el Stadflucht sojourn organizado por Metalab, un hackerspace en Vienna (Metalab, 2011).

Para concluir, la aparición de hackerspaces está en linea con una larga trayectoria en el movimiento hacker, que gradualmente ha ganado más estructuras institucionales. El giro hacia lo físico (mayormente a través de la utilización de microcontroladores) marcó el punto cuando los hackerspaces se generalizaron, ya que el desarrollo y la colaboración en proyectos de este tipo se facilita en gran medida por tener un espacio compartido. Aunque la mayor parte del discurso y la innovación en la comunidad se centró en la forma de organización más que en el contenido político de hackerspaces, como menos definida y más contenido político permitió que el movimiento para difundir y forjar conexiones en múltiples direcciones sin perder su propio empuje de tendencia liberal: de empresas a través de la sociedad civil para una audiencia general.

4. Hacklabs y Hackerspaces

Habiendo descrito las genealogías paralelas de hacklabs y hackerspaces, es posible contrastar estos tipos de ideales y hacer algunas observaciones comparativas. Para mantenerlo breve, solo unos cuantos puntos serán resaltados en esta sección. Con suerte, estos clarificaran mas a fondo las diferencias entre labs y spaces y proveerán criterios útiles para investigaciones futuras.

En una ocasión interesante que se presentó en 2010 para hacer una comparación directa entre el hacklab Hackney Crack House y el hackerspace Hungarian Autonomous Center for Knowledge. En ese momento yo tenia experiencia de primera mano de las distintas maneras en las cuales se desarrollan el hacklab y el hackerspace y presentan el mismo artefacto. Este artefacto en cuestión es llamado "Burnstation". Incluso un breve resumen de las diferentes direcciones en las cuales fue desarrollado el "Burstation" puede servir para mostrar algunos puntos clave que derivan de las genealogías conceptuales e históricas descritas anteriormente. El "Burnstation" es una "tienda pequeña" que permite al usuario navegar, escuchar, seleccionar, quemar en un CD o copiar a un USB archivos de audio de una base de datos de musica (Rama Cosentino platoniq, 2003). El Burnstation original fue inventado en la [riereta] en Barcelona, que empezó como un hacklab con un enfoque de los medios en 2001 y se institucionalizo en 2005, cuando recibió donaciones de autoridades locales - lo que significa que hoy en día es mas un hackerspace. Subyacente a esta transformacional, está también registrado en hackerspaces.org. La gran cantidad de variaciones de Burnstation han sido desplegadas públicamente en varios contextos de exhibición además de ser ampliamente utilizadas en hacklabs y hackerspaces. Fotografías del Burnstation original y sus dos derivaciones en cierto punto parecieron estar en el proceso de desarrollo como puede ser visto en la Figura 4 (Rama et al), Figure 5 (HCH) and Figure 6 (H.A.C.K.).

La diferencia mas llamativa entre las dos reimplementaciones reciente de Burnstation es que en la versión construida por la gente del hacklab, el concepto original fue alterado para que la colección de musica incluya exclusivamente material con licencia Creative Commons que puede ser distribuido libremente a cualquier otra librería, incluyendo muchos archivos que es ilegal su copia. El mensaje fue entonces cambiado radicalmente de consumo y celebración de los frutos de un nuevo tipo de régimen de producción a uno que enfatiza la piratería y la rebelión. La exposición pública de la instalación era una declaración en contra de la Ley de Economía Digital que sólo entró en vigor en el Reino Unido. El acto criminalizó el intercambio de archivos y amenazó con suspender el acceso a Internet en casos donde los derechos de propiedad intelectual fueran violados (Parliament of the United Kingdom, 2010). En consecuencia la instalación estaba promoviendo la actividad ilegal en directa oposición a las pólizas estatales existentes - que no era tan controversial como parece ya que los lugares y exposiciones en las que era el espectáculo eran propios de un fundamento jurídico frágil. En contraste, el Burstation desarrollado por el hackerspace se presentó en una exhibición por el aniversario numero 300 de copyright en una institución prestigiosa, luciendo las prácticas alternativas y los marcos legislativos de la visión tradicional de los derechos de propiedad intelectual.

Otro aspecto que diferenció las dos instalaciones fue evidente en las soluciones para la interacción del usuario. La versión del hackerspace estaba basada en una versión actualizada del software y hardware originales: una interfaz web amigable al usuario corriendo detrás de una pantalla táctil. La versión del hacklab, por otro lado, reimplementó el software en un ambiente de solo texto y tenia un teclado pintado, proporcionando una experiencia de navegación mas misteriosa. Por otra parte, la instalación exhibida fue situada en un ambiente con temática pirata donde el acceso a la computadora se realizaba cruzando una piscina remando. Los dos enfoques diferentes corresponden a las dos tendencias generales en diseño de interfaces: mientras una apuntaba a una experiencia clara y simple, la otra establecía barreras para enfatizar la interfaz de manera divertida. Para concluir, los miembros del hackerspace crearon una experiencia alternativa que encajaba más suavemente en la cosmovisión hegemónica de la propiedad intelectual y la facilidad de uso, mientras que el grupo del hacklab desafiaron las mismas nociones hegemónicas, destacando la libertad y el deseo. Al mismo tiempo, es fácil de ver que muchos factores unen los dos proyectos. Ambos grupos llevaron a cabo un proyecto colectivo abierto a la cooperación y construido basados en resultados existentes de iniciativas similares, usando baja tecnología y componentes reciclados creativamente. Finalmente, ambos proyectos marcaron en despegue de relaciones preconfiguradas y consumista con la tecnología. De maneras diferentes, sus invenciones buscaron poner en cuestión la ley de copyright existente.

Hablando de manera general, las elecciones tecnológicas hechas en los dos tipos de espacios descritos arriba parecen esta condicionadas por dos factores: el linaje histórico y el entorno político-cultural. Dado que los hacklabs florecieron en el momento en que el acceso de Internet e incluso las computadoras eran un recurso escaso y la computación de escritorio con software libre no era trivial, su contribución en el área de acceso y tecnologías de redes era crucial. Por otra parte, su contribución al desarrollo tecnológico y a los mensajes políticos - por ejemplo en el caso de la red Indymedia - encajó en el patrón del movimiento de alterglabalisation, mientras comparten algunos de los mismos [defaults]. Similarmente, un par de años después, los hackerspaces empujaron los limites de la tecnología actualmente disponible abrazando y avanzando a los microcontroladores e impresoras 3D. Al momento de la escritura de este documento, ellos son los únicos espacios donde el público general puede acceder y aprender libremente acerca de dichos dispositivos, aunque no es claro si estos se convertirán tan omnipresentes en la vida diaria como las computadoras y las redes. La diferencia importante es que los hackerspaces no están integrados ni comprometidos concientemente a un proyecto político o idea abiertamente. Por supuesto que esto no evita que los proyectos políticos sean emprendidos en los hackerspaces. En el mejor de los casos, la ausencia de una ideología declarada abiertamente potencialmente conducirá a una difusión mas amplia del proyecto. En el peor caso, sin embargo, la falta de una conciencia política guía a la reproducción de estructuras de poder dominante hacia varones de media clase conocedores de la tecnología, una demanda que se investigará a continuación.

Un problema más abstracto de abordar para resaltar las diferencias estructurales entre hacklabs y hackerspaces son sus políticas y practicas hacia la inclusión y la exclusión. Por un lado, la orientación autónoma y anarquista de los hacklabs contrasta bruscamente con la orientación liberal o libertadora de la mayoría de los hackerspaces. Por el otro lado, dado que los hacklabs son mas integrales a un movimiento político mas amplio, aspectos no tecnológicos juegan un rol mas importante en como ellos funcionan. Un ejemplo concreto es que mientras el sexismo y comportamientos similares son los mas vistos como razones legitimas para excluir algún individuo de hacklabs, en los hackerspaces tales problemas son o bien altamente controversiales y discutidos ampliamente en vano (como en Metalab) o simplemente este no es un tema en discusión (como en H.A.C.K). A pesar de todo, una lectura y discusión en el ultimo Chaos Communication Camp encontró que aunque la cultura hacker es todavía abrumadoramente orientada a varones, se ha convertido cada vez mas acogedor para mujeres y minorías sexuales en la ultima década (Braybrooke, 2011).

Las diferentes prioridades de hacklabs y hackerspaces pueden ser demostradas con sus políticas divergentes en el tema de accesibilidad para sillas de ruedas. Mientras que el hacklab en Londres descrito anteriormente no era accesible para sillas de ruedas, una rampa fue construida para la casa. Discusiones acerca de sesiones abiertas de entrenamiento incluyeron el problema, y una habitación temporal de comunicación fue planeada en la planta baja. De manera similar, el hackerspace llamado Metalab en Vienna fue diseñado con acceso para silla de ruedas, e incluso un inodoro para silla de ruedas fue instalado para que un visitante regular lo use. Sin embargo, con el tiempo fue decidido que el cuarto oscuro pueda tomar el lugar del inodoro para silla de ruedas, prácticamente excluyendo a la persona que utiliza el espacio. Un cambio similar ocurrió con la ducha, que fue apoderada por la expansión del taller de maquinas (Anon, 2011). Esto afecto a una persona mas o menos sin hogar que a menudo visitaba el hackerspace a jugar ajedrez. Estas decisiones muestran la reversión de un acuerdo social y espacial excepcionalmente incluido debido a un enfoque prioritario en la tecnología, junto con la primacía asignada a los intereses colectivos sobre las necesidades de las minorías. Los hacklabs, especialmente si residen en espacios ocupados, son menos propensos a tomar tales decisiones, en parte por el espíritu del espacio publico que a menudo viene con las ocupaciones y especialmente en centros sociales. Sin embargo, tiene que ser notado que mientras la accesibilidad y la no discriminación son motivos legítimos para el debate en hacklabs pero no necesariamente en hackerspaces, como muestran los ejemplos anteriores incluso hacklabs han tenido poco progreso en la problemática.

Finalmente me gustaría referirme acerca de los impactos políticos de estas constelaciones diferentes, y preguntar en que medida ellos contribuyen y apoyan a prácticas post-capitalistas, movimientos y subjetividades. Los hacklabs dieron un avance tecnológico a movimientos de base política, innovando el acceso a la información y tecnologías de comunicación y soluciones innovativas en una era donde el acceso no estaba disponible para la mayoría de la gente como un servicio al consumidor. En el aspecto negativo, esas iniciativas a menudo quedaron atascadas el lo que podría ser llamado "activist ghetto" o "underground", que significa que incluso el proyecto Burnstation estaba disponible solo para un grupo social limitado. Mediante un proceso que Granzfurthner and Schneider describen como la cooptación capitalista de la resistencia fértil inherente a este tipo de escenas ([2009]), los hackerspaces lograron ir mas allá en estos limites históricos y forjaron conecciones importantes. Este ultimo continua teniendo impacto a través de artefactos tecnológicos - abstractos y físicos - que ellos crean, así como la innovación y mas importante aun la educación que ellos practican. El caso de las impresoras 3D, que de acuerdo a Jakob Rigi puede revolucionar los procesos de producción y crear las condiciones para una sociedad basada en la artesanía en lugar de las fabricas ([2011]). Por otra parte, gracias a su dinámica abierta, hackerspaces pueden fomentar la colaboración entre un amplio rango de actores sociales. Para la cultura hacker que ha logrado catapultarse a las paginas principales de diarios internacionales en los últimos años, es de inmenso significado haber adquirido una red global de espacios para talleres que proveen una infraestructura. En la atmósfera política actual dominada por una cadena de crisis, esta escena muestra la vitalidad y dirección. Sin embargo, como el comando de superusuario dice "con un gran poder viene una gran responsabilidad".

La apreciación de la historia no se trata de hacer juicios a vivos y muertos, sino es donde se inspiran los esfuerzos presentes. Como la Théorie Communiste argumenta, cada ciclo de lucha trae algo nuevo basado en lo que paso antes, de este modo expander los limites de la lucha (Endnotes, 2008). Quizas el potencial político de los hackerspaces reside precisamente en el hecho de que no se han convertido en un movimiento social y por lo tanto no están limitados por las convenciones de los movimientos sociales. Ellos están en la intersección de la distópica "paraísos de taller geek" (Granzfurthner and Schneider [2009]) y la realidad utópica de espacios genuinamente contendiente que tienen un gran impacto. Si mas hackers pueden combinar la productividad tecnológica de "manos a la obra" (Levy [1968], 2001) y las amplias posibilidades de polinización cruzada de hackerspaces con el de los hacklabs, hay entonces un mundo que conquistar.